Tamaño Fuente: Mayor / Reajustar / Menor
 
 
 
 
 
 
 
Noticias  
 

El Medicamento del Futuro: La actividad Física

Nuestro cuerpo no está adaptado para el sedentarismo. Hacer ejercicio al aire libre nos trae beneficios físicos y psicológicos, que mejorarán nuestro bienestar. Conversamos con el kinesiólogo de Clínica Servet, Ronald Vargas, quien nos explica detalles de cómo realizar actividad física, para mantenernos saludables.

La actividad física es todo tipo de movimiento corporal que realiza el ser humano durante un determinado periodo de tiempo, ya sea en su trabajo o actividad laboral y en sus momentos de ocio, pues aumenta el consumo de energía y el metabolismo basal. Entonces ¿qué tipo de actividad física se puede realizar?

Hay varias alternativas para practicar al aire libre, pero básicamente, debemos considerar dos aspectos: “si queremos comenzar a realizar una actividad física de manera periódica, lo mejor es partir con una caminata a ritmo de mediana a alta frecuencia o bien un paseo en bicicleta en terreno plano, durante al menos unos 20 minutos. Si ya te encuentras realizando una actividad física, se puede pensar en un trote al aire libre, con una rutina de ejercicios localizados”, señala Ronald Vargas.

Entonces, ¿Qué es lo aconsejable para alguien que quiere comenzar a ejercitarse? Lo primero, es tomar la decisión. Dejar atrás el control remoto, los días de “hacer nada” y determinar la intensidad de la actividad física que quiero realizar ¿De qué forma?

Nuestro Kinesiólogo, Ronald Vargas, explica que: “una manera fácil es a partir de un porcentaje de la frecuencia cardiaca máxima, donde entre un 50-70% de la frecuencia cardiaca máxima, es una actividad moderada y entre 70-85%, es una actividad intensa”. Las recomendaciones generales para realizar una actividad física es que la intensidad de la misma, sea entre moderada a intensa por unos 30 a 60 minutos, de 3 a 5 veces por semana.

“Lo primero es realizar algo que la persona disfrute, para mantenerse motivada; además, siempre se debe practicar al ritmo de uno, pues cada persona tiene una necesidad y capacidad distinta. Con una práctica que sea periódica y en un horario determinado. Lo fundamental es realizar un compromiso con sí mismo, o con los demás, para la práctica de la actividad física”, insiste nuestro profesional.

Ronald coloca énfasis en la regularidad, para que la persona que está comenzando no decaiga, no se desanime ante los primeros síntomas de cansancio o a los primeros dolores que nuestro cuerpo pueda presentar: “Al comienzo, nos generará fatiga muscular, lo que luego se traduce en un dolor muscular tardío. Es molesto pero esperable, ya que es parte del proceso de adaptación a la actividad, mejorando la tolerancia al ejercicio. Con el tiempo, el sistema comienza a compensar los aumentos de intensidad, mejorando la circulación sanguínea, tanto a los músculos como a diversos órganos, como el cerebro”, explica.

Beneficios de realizar actividad física

Regula riesgo de hipertensión
Mejora la salud ósea
Disminuye los niveles de colesterol malo
Ayuda a preservar la salud mental
Estimula la función cognitiva
Previene cardiopatías coronarias
Evita la pérdida de masa muscular
Evita la sarcopenia y la osteoporosis
más noticias >
I
 
               
  Clinica Servet Almirante Pastene Nº 190, providencia
Mesa Central: 226406500
Contacto Prensa: contacto@clinicaservet.cl
 
Síguenos en: